Djokovic lleva 31 partidos sin perder en pista cubierta.

La racha de 31 partidos consecutivos sin perder que mantiene Novak Djokovic en los torneos indoor es ahora mismo la más larga de cuantas están vigentes en las estadísticas del tenis. Merced a sus triunfos hace unas semanas en el Masters 1.000 de París y en las finales del ATP World Tour celebradas en Londres, el número 1 del mundo ha sumado otros diez partidos sin conocer la derrota y atesora ya esa cifra de 31. El último tenista que le pudo derrotar fue el estadounidense Sam Querrey, que le ganó precisamente en París-Bercy hace más de dos años remontando un contundente 6-0 en el primer set.

Si Djokovic repite su mismo calendario de 2014, esa racha cumplirá tres años sin dificultades ya que en la presente temporada Nole tan sólo ha disputado en pista cubierta los dos torneos mencionados en las capitales de Francia e Inglaterra.

Una magnífica racha era la que mantenía el suizo Roger Federer hasta el 30 de octubre de este año, cuando cayó frente al canadiense Milos Raonic en los cuartos de final del Masters 1.000 de París. Entre el 6 de octubre y ese día 30, Federer pudo alinear 14 victorias con las que obtuvo dos títulos, uno en Shanghái y otro en Basilea.

Tampoco Nadal está con números significativos en este aspecto. Su principal racha, en tierra batida, apenas cuenta con siete partidos ganados, los siete del torneo de Roland Garros de 2014. Previamente había perdido en el Masters 1.000 de Roma, donde cayó frente a Djokovic en la final. El mallorquín ostenta el récord absoluto de partidos ganados de forma ininterrumpida en tierra batida, con 81. Puso el punto y final a esa brillante colección de victorias en 2007 el suizo Federer cuando le venció en Hamburgo.

Contando todas las superficies, la mayor racha de triunfos pertenece al sueco Bjorn Borg, que en 1978 estuvo invicto 49 partidos. El argentino Guillermo Vilas, 46 en 1977, y el checo Ivan Lendl, 44 en 1981, son sus principales perseguidores.

Djokovic estuvo 43 partidos sin conocer la derrota entre 2010 y 2011 y Federer, 35 en 2007.